Pim Pam artículos actuales
vivir-en-una-ciudad-cara

5 consejos para (sobre)vivir en una ciudad cara

El vivir en una gran ciudad podría llegar a ser muy caro; y aunque suele ser un poco complejo frenar nuestros gastos al ver que nuestros amigos se divierten y desean que los acompañemos, lo cierto es que en ciertas ocasiones es preciso ser inteligente en cuanto al dinero y reprimirnos un poco.

Consejos para vivir dentro de una ciudad cara

Sin embargo, incluso al contar con un bajo presupuesto, es posible disfrutar de un buen rato ya sea en la noche o durante los fines de semana, ya que existe la posibilidad de asistir a conciertos gratuitos, degustar algunas especialidades en diversos restaurantes, disfrutar de los espectáculos ofrecidos en clubes de comedia económicos e incluso, acudir a las ferias de fin de semana que suelen realizarse alrededor de las ciudades.

Y es que al estar en una gran urbe, siempre habrá algo que podamos hacer.

Tanto los periódicos locales como numerosos sitios web, cuentan con mucha información acerca de esta clase de cosas, por lo que con un poco de investigación es posible planificar un gran día, noche e incluso un fin de semana sin tener que gastar una elevada cantidad de dinero.

En cualquier caso, a continuación estaremos presentando algunos consejos que resultan muy efectivos para (sobre)vivir dentro de una gran ciudad.

El primer paso que tenemos que dar para (sobre)vivir en una ciudad cara, consiste en realizar un estudio sobre los gastos, de manera que podamos planificar los desembolsos que habrá que hacer a futuro.

En este sentido, resulta preciso tomar en cuenta en qué consisten los gastos fijos que debemos afrontar  entre ellos: hipoteca, agua y luz, etc., para poder establecer la parte del presupuesto que los cubra.

Así, será posible saber qué cantidad de dinero vamos a poder invertir en otra clase de gastos que no sean imprescindibles. Igualmente, otros consejos que serán muy apropiados para estos casos, son los 5 que mencionamos a continuación:

Planificar los gastos

Controlar las finanzas resulta esencial para seguir una apropiada rutina de ahorro y, en consecuencia, lograr ahorrar.

Así, dividir los gastos en diversas categorías, comprobar aquellos gastos que sería posible reducir, saber en qué gastamos el dinero, etc., son cosas que permiten facilitar la administración de nuestras cuentas.

Además, asegurarse de planificar los gastos resulta fundamental para prevenir posibles problemas de dinero en una ciudad cara. Dentro del mercado hay diversas aplicaciones especialmente pensadas para mantener los gastos realizados bajo control y al mismo tiempo simplifica la toma de decisiones que ayuden a mejorar nuestra economía.

Ajustar la compra

Hay que señalar que las grandes ciudades cuentan con una ventaja, la cual consiste en que poseen una oferta casi ilimitada, debido a que suelen disponer de numerosas tiendas y supermercados entre los cuales elegir.

De modo que podemos ajustar la compra según nuestras necesidades y así no tener que acudir obligatoriamente a los sitios más costosos.

Moverse en bicicleta

Desplazarse en coche podría no tratarse de la alternativa más apropiada considerando los precios vigentes que existen en las ciudades caras en relación a las áreas de aparcamiento y por supuesto, el precio de la gasolina.

Asimismo, es posible que el transporte público tampoco suponga la opción más barata, ya que si bien hay descuentos, solo hay que conocer la diferencia entre el precio del billete sencillo para autobús urbano que existe en las diversas ciudades para dejar de realizar tantos viajes.

Es por eso que la bicicleta o alguna de sus variantes se presentan como la solución más asequible y saludable para trasladarnos en una ciudad cara.

Cocina y comer en casa

Al llevar la comida preparada desde casa, es posible ahorrar una considerable cantidad de dinero y, además, siempre es posible variar el menú.

Y es que aunque la oferta de restaurantes y bares en las grandes ciudades suele ser muy atractiva, lo cierto es que no es nada agradable para el bolsillo medio, sobre todo al vivir en algún barrio de moda.

Por eso, organizar el régimen de comidas supone una de las mejores soluciones para ahorrar, sobre todo dentro del trabajo, y lograr (sobre)vivir en una ciudad cara. En este sentido, lo mejor es comprar, preparar y tener el tupper siempre a punto para comer dentro de la oficina. Así será posible percibir un buen ahorro y comer mejor, mientras que lo que se gastaría en restaurantes puede dejarse para momentos especiales.

Aprender a decir no

Para terminar, un gran consejo para poder (sobre)vivir en una ciudad cara consiste en aprender a decir no, ya que este podría llegar a ser uno de los trucos de mayor importancia y más efectivo para lograrlo.

Es usual que en numerosos casos sintamos la obligación de realizar algún plan, pese a que sabemos que no contamos con suficiente dinero o simplemente no deseamos gastarlo en eso.

Por eso, aprender a decir que no frente a varios planes, es algo que puede ser de gran ayuda para ahorrar a fin de mes.

Vivir dentro de una gran ciudad puede llegar a ser un camino repleto de obstáculos y en el cual la gentrificación ha causado un considerable incremento de los precios; por lo que un buen modo de (sobre)vivir en una ciudad cara puede ser tomando en cuenta y aplicando los consejos que hemos presentado previamente, ya que los mismos pueden ser de gran ayuda para ahorrar un poco de dinero al final del mes.

usb-para-regalar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 Curagiu All Rights Reserved   

Theme Smartpress by Level9themes.