Pim Pam artículos actuales
Herencia legítima vs hijo ilegitimo

Herencia legítima vs hijo ilegitimo

Existen numerosos casos en los que aparecen hijos de fallecidos a reclamar parte de la herencia, aunque ninguna persona sabía que fuese su hijo. Y pese a que muchos crean que no es algo posible, debido a que no fue reconocido por el difunto/a, la verdad es que podría convertirte en un heredero más.

Cuáles son las diferencias entre herencia legítima e hijo ilegítimo

Dicho de otro modo, aunque sea difícil de creer, es posible que reclame su parte de la herencia legalmente.

Antes de enfocarnos en la herencia legítima vs hijo ilegítimo, resulta necesario explicar de qué se trata la filiación, ya que la misma consiste en un tipo de relación o vínculo entre una persona y sus padres/progenitores.

Evidentemente y en un inicio sería posible decir que es el vínculo entre hijos y padres biológicos, sin embargo, es posible modificar dicho vínculo de manera que la relación exista de uno u otro modo.

Para entenderlo de mejor manera, a continuación explicamos los diversos tipos de filiación o vínculos:

Por naturaleza

  • Al concebir al hijo directamente, sin importar si es de forma natural, mediante reproducción asistida o subrogada.
  • Esta clase de filiación consiste en aquella en que existe un vínculo de sangre entre padres e hijos.

Adoptiva

  • Al no haber vínculo sanguíneo, existe un proceso legal a través del cual el hijo es considerado legítimo y tiene los mismos derechos que los hijos naturales.

Matrimonial

  • Es decir, aquellos hijos que nacen en la pareja o el matrimonio. Dicho vínculo se presume y les permite tener derecho automático a la herencia, independientemente si es un hijo natural o adoptado.

Extramatrimonial

  • Hace referencia a los hijos nacidos fuera del matrimonio o dentro de alguna relación previa. Considerando igualmente si es un hijo adoptado o natural, y queda registrado legalmente como madre o padre.

Herencia legítima

  • La herencia legítima se refiere al legado que pasa directamente de los padres hacia sus hijos y es recomendable acudir a un Abogado Patrimonial para resolver dicha herencia.
  • Es decir, los hijos representan la primera línea de herencia, por lo que ni los abuelos ni el cónyuge puede tener derecho a recibir dicha parte de la herencia, la cual podría ser tanto económica como patrimonial.
  • Hay que tener presente que la pelea que existe entre herencia legítima e hijo ilegítimo, en realidad no está relacionada con la herencia, ya que el hecho de que existe una mayor o menor cantidad de hijos no quiere decir que los bienes heredados serán mayores.
  • Dicho de otro modo, tras el fallecimiento de uno de los padres, automáticamente todo su patrimonio y el valor del mismo es repartido por igual, ya que un tercio legal de dicha herencia, pasa a ser de los hijos de forma automática.
  • Después, existe un segundo tercio que se utiliza para la “mejora», la cual y dependiendo de cada caso, no tiene por qué acceder los hijos (legítimos o ilegítimos).

El hijo ilegitimo o forzoso

  • La aparición de un hijo ilegítimo cuya existencia era desconocida, puede generar un enorme revuelo dentro de la familia, sobre todo si quiere reclamar parte de la herencia. Ahora bien, para tratarlo fácil y rápidamente, suele recurrirse a ciertas pruebas para comprobar que se trata de un hijo ilegítimo.
  • E independientemente, si es biológico o adoptado, extramatrimonial o matrimonial, al probar que realmente el difunto fue su padre/madre legal o biológico, ese hijo tiene derecho a recibir parte de la herencia, del mismo modo que los hijos legítimos.
  • De acuerdo con el artículo 807 del Código Civil, sin importar si son hijos de sangre o no, que haya nacido dentro o fuera del matrimonio, al comprobar que posee un vínculo con el fallecido mediante las pruebas correspondientes, el hijo forzoso o ilegitimo tendrá que ser registrado filialmente con el difunto, independientemente de su sexo, edad, religión y tipo de filiación.
  • Entonces, ¿qué ocurrirá después? Se dará inicio al proceso de preterición de un hijo forzoso, en el cual ha sido omitida su existencia.

Preterición

  • Hace referencia a la omisión u olvido de la existencia de algún heredero de parte del fallecido. Dicho de otra forma, que la persona que realizo el testamento y al momento de hacerlo, no contó con ese hijo ilegitimo.

Cabe señalar asimismo, que existes dos modos de “exclusión”, los cuales explicamos a continuación:

Erróneamente: Cuando el testador desconoce la existencia de ese hijo

  • No se contaría como heredero si consiste en algún hijo adoptivo de otra pareja o dentro de algún matrimonio previo, pero luego de la relación; debido a que al llevar a cabo la adopción sin informar al testador, se puede decir que ese hijo no tiene derecho a solicitar la filiación, ya que el fallecido no es su padre o tutor legal.
  • En estos casos, el proceso de repartición es anulado y se realiza otra vez.

Intencionalmente

  • Cuando pese a saber de la existencia, lo mantiene lejos y no tiene ningún tipo de comunicación con él. Cuando esto ocurre no puede ser excluido, ya que legalmente, tiene el derecho de reclamar su herencia.
  • Por lo que se intentará ajustar “su parte” de la herencia de la parte que corresponde a los herederos legítimos.

Herencia legítima vs hijo ilegítimo

Aunque todo dependería, igualmente, de si ese hijo forzoso desea aceptar la herencia o no y si existe de igual manera la opción de desheredarlo legalmente mediante otros trámites; lo cierto es que el hijo ilegítimo posee el derecho de reclamar su parte de la herencia.

 

abejorro polinizando una flor
persona invirtiendo en forex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 Curagiu All Rights Reserved   

Theme Smartpress by Level9themes.