Pim Pam artículos actuales

¿Cómo arreglar un disco duro?

El disco duro se caracteriza entre los elementos de mayor importancia que poseen los ordenadores, y es que el mismo se encarga de almacenar todo tipo de información que pueda necesaria, incluyendo no solo vídeos e imágenes, sino también los archivos más complejos que posee el sistema operativo.

Es justamente por esa razón que arreglar un disco duro dañado, se trata de una tarea de gran relevancia, pero afortunadamente, el propio sistema suele proporcionar herramientas apropiadas y eficaces que permiten repararlos de forma relativamente sencilla.

¿De qué forma reparar los discos duros?

disco duro

Suele ser muy común que los discos duros lleguen a presentar errores, y aunque una gran cantidad de ellos suelen ser irreparables, lo cierto es que también existen numerosos errores que es posible solucionar de manera simple sin tener que ser un experto.

Ahora bien, para arreglar un disco duro existen diversas técnicas o métodos avanzados especialmente pensados para garantizar una reparación apropiada de los discos duros, por lo que es conveniente probarlas para poder corregir el problema.

En este sentido, por ejemplo, existe la opción de tratar de desconectarlo y conectarlo nuevamente, a fin de que esta vez Windows logre leer el disco duro, y si se trata de una unidad externa, lo mejor será conectarla en otro puerto USB para tratar de corregir el error.

Opciones para reparar un disco duro

Como ya hemos señalados, existen diversas alternativas para lograr reparar un disco duro cuando el problema no es demasiado grave. En este sentido, algunas opciones son las siguientes:

1.      Guía de Windows

Cuando Windows detecta algún error en el disco duro, suele mostrar una ventana en la que explica los pasos que se deben seguirse para solucionarlo.

Otra alternativa que es posible utilizar consiste en arreglar los sectores defectuosos llenando a ceros el formato completo, o dicho de otro modo, formateando la unidad a mayor profundidad de lo habitual.

2.      Eliminar direcciones

El proceso de formateo más simple en los discos duros implica eliminar direcciones que poseen los sectores en los que la información es almacenada. De este modo, aunque el acceso se pierde, los datos se mantienen ahí.

El formatear la unidad llenando o escribiendo ceros, lo cual también se conoce como formateo a bajo nivel, se trata de resetear cada uno de los bits que incluye el disco duro.

Asimismo, supone un proceso para eliminar no solo las direcciones de memoria, sino también todos los rastros que pudieran quedar, e igualmente ofrece la posibilidad de recuperar los sectores defectuosos. Para lograrlo, existe la oportunidad de utilizar diversas herramientas, como por ejemplo, Lowyel y HDD LFF.

3.      Formateo del disco duro

Otra de las técnicas más acertadas y eficaces para lograr arreglar un disco duro implica formatear la unidad, pero cabe señalar esta alternativa suele ser la más común y utilizada al momento de considerar cómo arreglar un disco duro.

En ciertas ocasiones, los discos duros se podrían llegar a cambiar a formato RAW debido a distintas razones, incluyendo por ejemplo, el ejecutar operaciones inapropiadas, los cortes de energía, alguna posible infección de virus e incluso por sectores defectuosos, etc., y en cualquier de estos caso, suele ser imposible tener acceso a los datos almacenados en la unidad de disco.

En cualquier caso es preciso mencionar que a lo largo del proceso de formateo directo cada uno de los programas y documentos almacenados en el disco duro terminaran perdiéndose, razón por la cual no resulta aconsejable formatear el disco de manera directa.

Por lo cual, lo mejor será asegurarse de utilizar otra unidad para crear un respaldo de cada uno de los archivos relevantes, lo cual se puede lograr usando un software profesional para la recuperación de discos duros.

Una vez que se tenga el respaldo, entonces si será recomendable llevar a cabo el  formateo del disco duro usando una determinada herramienta profesional que permita formatear este tipo de unidades.

Otros modos de arreglar un disco duro dañado

Además de lo anterior, cabe mencionar que también hay otros modos de arreglar un disco duro dañado a nivel físico; en este caso, aunque pueden existir numerosos motivos por los que la unidad falla, lo cierto es que también hay distintas formas de solucionar el problema, como las siguientes:

Comprobar que la unidad de verdad se encuentre dañada

Hay que empezar abriendo el gabinete del ordenador para comprobar que tanto el cable de datos como el de energía se encuentran bien conectados en su lugar. De ser así, el disco duro tendría que funcionar.

Prestar atención al giro del disco dentro de ordenador

Cuando es posible escuchar ruido al interior, quiere decir que el disco duro por lo menos se encuentra girando; pero al no escuchar nada, existe la probabilidad de que el mismo se encuentre  paralizado, y de ser así requerirá un poco de calor para moverse otra vez.

En este caso, conviene precalentar el horno de cocina al nivel más bajo, de modo que la temperatura se sienta igual que día de mucho calor, colocar la unidad sobre la rejilla central del horno y mantenerlo allí por 5 minutos, y después se debe retirar la unidad del calor y colocarla nuevamente en el ordenador para intentar ejecutarla otra vez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Curagiu All Rights Reserved   

Theme Smartpress by Level9themes.